CONÓCENOS

Comemos todos los días, pero no es fácil hacerlo bien. Las prisas, la falta de tiempo, los precios de los restaurantes, la oferta regulera de los locales de menús o simplemente el no tener ganas o conocimientos para cocinar.
Por esto, contra esto, en Octubre de 2011 nació Tupperdición.

Los primeros comensales fueron amigos y personas cercanas, después el boca a boca fue haciendo crecer la bola de nieve, poco a poco, hasta que llegó el momento en que la cosa estuvo clara: era el momento de aumentar el equipo y las instalaciones; montar una cocina que nos permitiera atender a mucha más gente y una web para llegar hasta ellos.
Y aquí estamos. Agárrense fuerte.

¡APÚNTATE A NUESTRO NEWSLETTER!

He leído y acepto las Condiciones del Servicio.

CONÓCENOS

Comemos todos los días, pero no es fácil hacerlo bien. Las prisas, la falta de tiempo, los precios de los restaurantes, la oferta regulera de los locales de menús o simplemente el no tener ganas o conocimientos para cocinar.
Por esto, contra esto, en Octubre de 2011 nació Tupperdición.

Los primeros comensales fueron amigos y personas cercanas, después el boca a boca fue haciendo crecer la bola de nieve, poco a poco, hasta que llegó el momento en que la cosa estuvo clara: era el momento de aumentar el equipo y las instalaciones; montar una cocina que nos permitiera atender a mucha más gente y una web para llegar hasta ellos.
Y aquí estamos. Agárrense fuerte.

¡APÚNTATE A NUESTRO NEWSLETTER!

He leído y acepto las Condiciones del Servicio.